La argumentación científica una herramienta didáctica

Eudaldo Enrique Espinoza Freire

Resumen


La argumentación científica es una vía para el desarrollo de las dimensiones, cognoscitiva, procedimental y actitudinal del proceso de enseñanza-aprendizaje, que cada día gana mayor reconocimiento por especialistas, pedagogos y autoridades escolares a nivel mundial. Con el propósito de recaudar información autorizada al respecto, se desarrolló el presente estudio descriptivo de tipo revisión bibliográfica, sistematizado mediante los métodos, hermenéutico y análisis de contenido. Los principales hallazgos aportados por la literatura consultada enfatizan en la argumentación como práctica científica empleada en el ámbito escolar, para lo cual existen diversas técnicas, la discusión científica, el debate estilo torneo, la controversia académica y los mapas de diálogo basados en evidencias. Entre los beneficios que aporta al aprendizaje están el razonamiento científico, el pensamiento crítico y las habilidades para establecer exposiciones de calidad argumentativa. La capacitación del docente es fundamental para el cambio necesario de la enseñanza de la ciencia mediante la argumentación científica.


Palabras clave


argumentación científica; didáctica; pensamiento crítico; técnicas

Texto completo:

PDF ZIP

Referencias


Bathgate, M., Crowell, A., Schunn, C., Cannady, M., y Dorph, R. (2015). The learning benefits of being willing and able to engage in scientific argumentation. International Journal of Science Education, 37(10), 1590-1612.

Berland, L. K. y Hammer, D. (2012). Enmarcado para la argumentación científica. Revista de Investigación en Enseñanza de las Ciencias, 49(1), 68 - 94.

Burgo, O., León, J., Cáceres, M., Pérez, C., y Espinoza, E. (2019). Algunas reflexiones sobre investigación e intervención educativa. Revista Cubana de Medicina Militar, 48(2), 316-330.

Carroll, M. S., Alt, F. J., Brandenburg, A. M., Schlosser, W. E., y Daniels, S. E. (1993). Tournament-style debate as a natural resources education technique. J. Nat. Resour. Life Sci. Educ, 22(2), 158-162.

Chin, C. (2006). Uso de auto-preguntas para promover a los alumnos habilidades de proceso de pensamiento. School Science Review, 87(321), 113-122.

Christenson, N., Rundgren, N. y Höglund, O. (2012). Using the SEE-SEP Model to Analyze Upper Secondary Students’ Use of Supporting Reasons in Arguing Socioscientific Issues. Journal of Science Education and Technology, 21(3), 342-352.

Clark, D. B., y Sampson, V. (2008). Evaluar la argumentación dialógica en entornos en línea para relacionar la estructura, los fundamentos y la calidad conceptual. Revista de Investigación en Enseñanza de las Ciencias, 45(3), 293–321.

Defianti, A. (2016). Aplicación de modelos de aprendizaje de aprendizaje argumentativo utilizando múltiples representaciones externas para mejorar la capacidad cognitiva y las habilidades de documentación de los estudiantes junior. Tesis de grado, Escuela de Postgrado, Universidad de Educación de Indonesia, Bandung, Indonesia.

Driver, R., Newton, P. y Osborne, J. (2000). Establecimiento de las normas de argumentación científica en las aulas. Science Education, 84 (3), 287–312.

Duschl, R. A. y Osborne, J. (2002). Apoyo y promoción del discurso argumentativo en la educación científica. Studies in Science Education, 38, 39–72

Espinoza, E. (2018). El problema de investigación. Conrado, 14(64), 22-32.

Espinoza, E., Ley, N. y Guamán, V. (2019). Papel del tutor en la formación docente. Revista de ciencias sociales, 25(3), 230-241.

Espinoza, E., Serrano, O., y Brito, P. (2017). El trabajo autónomo en estudiantes de la Universidad Técnica de Machala. Revista Universidad y Sociedad, 9(2), 202-212.

Guamán, V., Espinoza, E. & Serrano, O. (2017). El currículum basado en las competencias básicas del docente (revisión). Revista científica OLIMPIA, 14(43), 81-89.

Henderson, J. B., McNeill, K. L., González Howard, M., Close, K., y Evans, M. (2018). Key challenges and future directions for educational research on scientific argumentation. Journal of Research in Science Teaching, 55(1), 5-18.

Johnson, D. W. y Johnson, R. T. (1995). Controversia creativa: desafío intelectual en el aula (3ª ed.). Edina, M. N.: Interaction Book Company.

Katsh‐Singer, R., McNeill, K. y Loper, S. (2016). Scientific argumentation for all? Comparing teacher beliefs about argumentation in high, mid, and low socioeconomic status schools. Science Education, 100(3), 410-436.

Kulatunga, U., Moog, R. S. y Lewis, J. E. (2013). Argumentación y patrones de participación en química general. Sesiones dirigidas por pares. Estados Unidos de América. Journal of Research in Science Teaching, 50(10), 1207-1231.

McNeill, K. L., González-Howard, M., Katsh-Singer, R., y Loper, S. (2017). Moving Beyond Pseudoargumentation: Teachers’ Enactments of an Educative Science Curriculum Focused on Argumentation. Science Education, 101(3), 426-457.

NGSS Lead States. (2013) Estándares científicos de próxima generación. Obtenido de: https://ngss.nsta.org/Documents/NGSSParentGuide_ShortVersionParent_flier_SPAN.pdf.

Okada, A. (2008). Andamiaje Argumentación científica de los alumnos de la escuela con mapas de diálogo basados en la evidencia. En: Okada, Alexandra; Buckingham Shum, Simon y Sherborne, Tony (Eds.). Cartografía del conocimiento: herramientas de software y técnicas de mapeo. Procesamiento avanzado de información y conocimiento, (pp. 131-162). Londres, Reino Unido: Springer.

OCDE (2006) Evaluación de la alfabetización científica, lectora y matemática: un marco para PISA 2006. París, Francia: OCDE.

OCDE (2013) PISA 2015 Draft Science Framework. París, Francia: OCDE.

Putri, M. D. y Rusdiana, D. (2017). Identifying students’scientific argumentation skill at junior high school 1 argamakmur, north bengkulu. International E-Journal of Advances in Education, 3(9), 566-572.

Ryoko, A. (2015). The effectiveness of debate technique in teaching and learning speaking skill (an experimental research to the eighth grade students of smp negeri 2 gondangrejo in 2014/2015 academic year). Journal, Karya Ilmiah Mahasiswa Progdi Pendidikan Bahasa Inggris FKIP, 1(2), 1-27.

Sampson, V., y Blanchard, M. (2012). Science teachers and scientific argumentation: Trends in views and practice. Journal of Research in Science Teaching, 49(9), 1122-1148.

Sánchez Prieto, G. (2017). El debate competitivo en el aula como técnica de aprendizaje cooperativo en la enseñanza de la asignatura de recursos humanos. Aula, (23), 303-318.

Simon, S. (2008). Uso del patrón de argumento de Toulmin en la evaluación de la argumentación en la ciencia escolar. Revista Internacional de Investigación y Método en Educación, 31 (3), 277-289. DOI: http://dx.doi.org/10.1080/17437270802417176.

Tiberghien, A. (2008). Adelante. En S. Erduran y M. P. Jimenez-Aleixandre (Eds.). Argumentation in science education (pp.9-15). Nueva York, EUA: Springer.

Toulmin, S. (1958). Los usos del argumento. Cambridge, UK: Cambridge University Press.

Unión Europea (18 de diciembre de 2006). Recomendación del Parlamento Europeo sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente. Diario Oficial de la Unión Europea, 2006/962/CE. Obtenido de: https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32006H0962.




Contador de visitas: Resumen | 6 | y PDF | 0 | ZIP | 0 |

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2021 UNIANDES EPISTEME

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

 

http://revista.uniandes.edu.ec