Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
HIPERGLICEMIA Y SU RELACIÓN CON EL SÍNDROME DE FRAGILIDAD EN ADULTOS MAYORES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
35
HIPERGLICEMIA Y SU RELACIÓN CON EL SÍNDROME DE FRAGILIDAD EN
ADULTOS MAYORES
AUTORES: Verónica Elizabeth Guanga
1
DIRECCIÓN PARA CORRESPONDENCIA: ndverith@gmail.com
Fecha de recepción: 15-01-2020
Fecha de aceptación: 28-03-2020
RESUMEN
La condición de fragilidad coloca al AM en una situación de riesgo de desarrollar, empeorar o
perpetuar efectos adversos para su salud, se relaciona con mayor riesgo de evolucionar
discapacidad, y en última instancia la muerte. Objetivo: Determinar la relación entre la
hiperglicemia y el síndrome de fragilidad en adultos mayores del centro geriátrico del Cantón
Guano. Metodología: Estudio transversal de diseño no experimental dirigido a 81 individuos
mayores de 65 años residentes en el centro geriátrico, a través de un muestreo no probabilístico.
Se realiza un cuestionario en el que se incluyen variables como: el estado nutricional medido con
la MNA (Mini Nutritional Assessment), se midió fragilidad a través de los criterios de Fried y se
tomó muestras de glucosa con el glucómetro Accu-Chek. Resultados analizados según
estadísticas descriptivas y pruebas de comparación (ANOVA) y correlación (PEARSON).
Resultados: Se encontró que un 61.73% de la población presentó fragilidad siendo en su mayoría
de sexo femenino y un 38.27% es considerada no frágil. Un 38.27% de los individuos frágiles
presenta riesgo de mal nutrición. Incrementándose el riesgo a mayor edad ya que se evidencia
una pérdida de masa muscular (p:<,0001*). No hay correlación entre la hiperglicemia y síndrome
de fragilidad. Conclusiones: No existe relación entre el síndrome de fragilidad con la
hiperglicemia. La prevalencia de fragilidad es mayor en mujeres.
PALABRAS CLAVE: Fragilidad; hiperglicemia; estado nutricional.
HYPERGLYCEMIA AND ITS RELATIONSHIP WITH THE FRAGILITY SYNDROME
IN OLDER ADULTS
ABSTRACT
Introduction: The condition of fragility places the AM in a situation of risk of developing,
worsening or perpetuating adverse effects on their health is related to a greater risk of evolving
disability, and ultimately death. Objective: To determine the relationship between hyperglycemia
and frailty syndrome in older adults of the Guano Canton geriatric center. Methodology: Cross-
sectional study of non-experimental design aimed at 81 individuals older than 65 years residing
in the geriatric center, through a non-probabilistic sampling. A questionnaire was carried out that
included variables such as: the nutritional status measured with the MNA (Mini Nutritional
Assessment), the fragility was measured through the Fried criteria and glucose samples were
taken with the Accu-Chek glucometer. Results analyzed according to descriptive statistics of each
variable and statistical tests of significance in the relationship between correlation tests and
Anova. Results: It was found that 61.73% of the population. Study presented. Fragility in its
1
Nutricionista Dietista. Escuela Superior Politécnica de Chimborazo. Ecuador.
Verónica Elizabeth Guanga
36
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 2 (Mayo-Agosto)
majority of feminine sex and a 38.27%. 38.27% of frail individuals present risk of malnutrition.
Increasing the risk at a later age since there is evidence of a loss of muscle mass (p: <, 0001 *).
There is no correlation between hyperglycemia and frailty syndrome. Conclusions: There is no
relationship between frailty syndrome and hyperglycemia. The prevalence of frailty is higher in
woman.
KEYWORDS: Fragility; hyperglycemia; nutritional status.
INTRODUCCIÓN
El envejecimiento se caracteriza por cambios y transformaciones producidos por la interrelación
entre factores intrínsecos (genéticos) y extrínsecos (ambientales), protectores o agresores
(factores de riesgo) a lo largo de la vida. Estos cambios se manifiestan en declinaciones en el
estado de salud, condicionantes de su deterioro funcional, lo cual lleva al anciano a situaciones de
incapacidad, tales como inmovilidad, inestabilidad y deterioro intelectual.(Carrasco et al., 2010)
De acuerdo al Censo de Población y Vivienda (CPV) realizado en el año 2010, existen 940.905
adultos mayores, el 52,6% corresponde a mujeres y el 47,4% a hombres, con una esperanza de
vida de 74.1 años en cuanto a las mujeres frente a los 73.2 años de vida del hombre(INEC 2010)
(«e-analisis4.pdf», s. f.).
Por otro lado entre las definiciones de fragilidad encontradas se encuentra la de Buchner que la
considera el estado en que la reserva fisiológica está disminuida, llevando asociado un riesgo de
incapacidad, una pérdida de la resistencia y un aumento de la vulnerabilidad, este síndrome
funciona como un importante predictor de eventos adversos graves como mortalidad,
institucionalización, caídas, deterioro de la movilidad, aumento de la dependencia en actividades
básicas e instrumentales de la vida diaria (ABVD), (AIVD) y hospitalización. Además los
sujetos con estado intermedio de fragilidad o prefragilidad muestran un riesgo aumentado de
convertirse en frágiles a los 3 años.(«EL SÍNDROME DE FRAGILIDAD.», 2014)
Las personas adultas mayores, tienden a ser susceptibles a adquirir un sin número de
enfermedades, debido a la disminución del funcionamiento normal de su organismo. La
condición de fragilidad coloca al AM en una situación de riesgo de desarrollar, empeorar o
perpetuar efectos adversos para su salud, se relaciona con mayor riesgo de evolucionar
discapacidad, y en última instancia la muerte. Es por ello que se ha visto necesario identificar
como influye la glucosa basal y malnutrición en el síndrome de fragilidad para prevenirla desde
edades tempranas con una adecuada alimentación, educación nutricional y prescripción de
actividad física.
Métodos
Participantes: La muestra estuvo compuesta por 81 adultos mayores (33 hombres y 48 mujeres) >
de 65 años
Instrumentos:
Para la medida de la glucosa se utilizara un glucómetro de marca Accu-Chek
®
Active cuenta con
una tecnología sin codificación. El medidor sólo puede ser usado con tiras reactivas Accu-Chek
®
Active. Puedes ver los resultados hasta de 90 días. Envía alertas en caso de usar tiras caducas,
dañadas o si la dosis fue baja, con oportunidad de redosificar dentro de los siguientes 10
segundos. Como prueba inicial se realizó una valoración de las actividades básicas de la vida
diaria (ABVD) mediante la escala autorreferida de Barthel. Número de limitaciones con las
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
HIPERGLICEMIA Y SU RELACIÓN CON EL SÍNDROME DE FRAGILIDAD EN ADULTOS MAYORES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
37
actividades independientes de la vida diaria (AIVD). (Romero Ortuño, s. f.). Para identificar a los
pacientes desnutridos o en riesgo de desnutrición se hará uso de la MNA (Mini Nutritional
Assessment), a más de utilizar el glucómetro para tomar datos de glucosa en sangre y de esta
manera poder comprobar la hipótesis planteada.
Evaluación antropométrica:
Para cumplir con el objetivo de la investigación, se recogieron las siguientes variables: edad, sexo
y variables antropométricas. El índice de masa corporal (IMC) se obtuvo mediante la ecuación de
Quetelet peso (kg)/ talla (m) 2. Para la medición de la circunferencia braquial y pantorrilla se
utilizó la cinta antropométrica marca seca, realizando 3 mediciones consecutivas, anotando
finalmente la media como dato para el correspondiente análisis.
Procedimiento: Para la realización de este estudio se procedió a evaluar a los adultos mayores del
centro geriátrico del cantón Guano que cumplían con los criterios de inclusión: edad, sujetos de
ambos géneros que acepten participar en el estudio, previo consentimiento informado.
RESULTADOS
Tabla 1. Características generales de los adultos mayores del Centro Geriátrico del Cantón Guano.
Variable
N=81 (100%)
EDAD
Adulto mayor joven (65-74)
Adulto mayor PD (75-84)
Longevo (>85)
18 (22.22)
40 (49.38)
23 (28.40)
SEXO
Masculino
Femenino
33 (40.74)
48(59.25)
ANTECEDENTES PATOLÓGICOS PERSONALES
Artritis
Diabetes
Hipertensión
Ninguno
9 (11.11)
6 (7.40)
25 (30.86)
41 (50.61)
CAPACIDAD FUNCIONAL
ABVD
Independiente
Dependiente
AIVD
Independiente
Dependiente
23 (28.40)
58 (71.60)
7 (8,64)
74 (91.36)
PD: propiamente dicho, N: número, ABVD: Actividades básicas de la vida diaria, AIVD:
Actividades instrumentales de la vida diaria.
Análisis estadístico:
Para el análisis se utilizó Microsoft Excel versión 2010, en el que se realizó una base de datos, la
misma que se transportó al programa estadístico JMP 11, donde se mostraron los resultados en
tablas o gráficos. Los resultados se analizaron de acuerdo a estadísticas descriptivas de cada una
de las variables, escala nominal y ordinal se usó número y porcentaje, para la escala continua se
usó medidas de tendencia central y medida de dispersión. Las pruebas estadísticas de
significancia para los análisis de correlación (bivariable) se usaron según las pruebas de
correlación y Anova según correspondió.
Verónica Elizabeth Guanga
38
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 2 (Mayo-Agosto)
Del total de adultos mayores el 49.38% (40) correspondió a los adultos mayores propiamente
dichos (75-84 años), predominando la población femenina. En cuanto a los antecedentes
patológicos personales el más frecuente es la hipertensión. Gran parte de la población estudio es
dependiente lo cual conlleva a la aparición de fragilidad.
Tabla 2. Distribución de la población según diagnóstico de Estado nutricional (MNA), glucosa y fragilidad.
Variable
N=81 (100 %)
ESTADO NUTRICIONAL (MNA)
Estado nutricional normal.
35 (43.21)
Riesgo de malnutrición.
46(56.79)
GLUCOSA
Alta
17 (20.99)
Normal
64 (79.01)
FRAGILIDAD
Frágil
50 (61.73)
No frágil
31(38.27)
MNA: Mini Nutritional Assessment, N: número
Se pudo observar que un gran número de adultos mayores presentan Riesgo de Malnutrición, un
79.01% presenta glucosa baja y la mayoría de la población estudio presenta fragilidad.
Tabla 3. Prevalencia de fragilidad por edad.
EDAD años
Frágil n (%)
No frágil n (%)
Adulto mayor joven (65-74)
8 (9.88)
10 (12.35)
Adulto mayor PD (75-84)
22 (27.16)
18 (22.22)
Longevo (>85)
20 (24.69)
3 (3.70)
Total
50 (61.73)
31 (38.27)
PD: propiamente dicho, n: número, %: porcentaje, p: probabilidad, *: significancia a nivel de p=<0,05.
Se encontró asociación significativa entre la frecuencia de la fragilidad y el incremento de la
edad, de los 50 casos con Fragilidad existe mayor prevalencia en la población adulta mayor
propiamente dicha y en la población longeva (>85 años), debido a que existe una pérdida de
masa muscular (sarcopenia) propia del envejecimiento a causa de cambios hormonales y
sedentarismo, también hay una pérdida de la masa ósea (osteopenia) sobre todo en mujeres
posmenopáusicas que a causa de una disminución de los niveles de estrógenos, baja ingesta de
calcio y bajos niveles de vitamina D se incrementa el riesgo de sufrir fracturas, inmovilidad,
discapacidad e institucionalización. («Atención a los problemas de salud mas frecuentes en los
adultos mayores.pdf», s. f.)
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
HIPERGLICEMIA Y SU RELACIÓN CON EL SÍNDROME DE FRAGILIDAD EN ADULTOS MAYORES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
39
Discusión
El síndrome de Fragilidad es un estado asociado al envejecimiento, que se caracteriza por una
disminución de la reserva fisiológica o lo que se ha llamado un estado de perdida de la
homeostasis. Con la presencia de fragilidad, en el individuo existe un aumento del riesgo de
incapacidad, una pérdida de la resistencia y una mayor vulnerabilidad a eventos adversos
manifestada por mayor morbilidad y mortalidad. («Lam O. Fisiología del síndrome de fragilidad
en el adulto mayor.pdf», s. f., p. 9).
Se encontró que la población de sexo femenino es frágil con mayor frecuencia, el estudio se basó
en los criterios de Fried. Siendo estos datos similares al estudio realizado en la Habana-Cuba
2009 en 541 adultos mayores en que la fragilidad también es asociada al sexo femenino.(Alonso
Galbán et al., 2009). Esto se debe a que hay una pérdida de la masa ósea (osteopenia) sobre todo
en mujeres posmenopáusicas que a causa de la disminución de los niveles de estrógenos, baja
ingesta de calcio y bajos niveles de vitamina D se incrementa el riesgo de sufrir fracturas,
inmovilidad, discapacidad e institucionalización. («Osteoporosis», s. f.)
En la presente investigación se encontró que la población con fragilidad presenta mayor
frecuencia Hipertensión Arterial, seguido de la diabetes y Artritis reumatoide. Datos similares se
muestran en un estudio realizado en Cuenca en el año 2012 donde la mayor prevalencia de
comorbilidades en pacientes frágiles fue la hipertensión arterial con mayor registro, seguido de la
artritis reumatoide y la Diabetes Mellitus. (Villacís A, 2014).
Haciendo referencia al estado nutricional, en España año 2013 se muestran datos similares, donde
la población presenta riesgo de malnutrición. Se ha visto que alteraciones tales como la anorexia,
la caquexia y desnutrición calórica juegan un papel muy importante en el síndrome de fragilidad
y en la sarcopenia, relacionándolo con el aumento de las citoquinas pro-inflamatorias.
De acuerdo a la asociación entre los 5 criterios de Fragilidad de Fried y las categorías de la MNA,
se observa una asociación significativa en los componentes; es decir que a mayor desnutrición
aumenta la prevalencia dichos criterios, existiendo una clara asociación entre la MNA y el estado
de fragilidad. (Jürschik, P. et al 2013).
CONCLUSIONES
La hipótesis planteada se rechaza debido a que no se encontró relación entre el síndrome de
fragilidad con la hiperglicemia. El síndrome de Fragilidad en el adulto mayor está presente con
mayor prevalencia en mujeres, aun teniendo un Estado Nutricional Normal, estos dos factores son
de vital importancia en el envejecimiento y juegan un papel muy importante en la salud del
adulto mayor.
Se recomienda realizar un historial de los valores de glicemia, hábitos alimentarios y estilo de
vida a los adultos mayores para obtener datos más relevantes en las próximas investigaciones.
Los autores agradecen la participación de los voluntarios que fueron evaluados en este estudio.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Alonso Galbán, P., Soberats, S., José, F., Navarro, D.-C., María, A., & Carrasco García, M. (2009). Diagnóstico de
fragilidad en adultos mayores de una comunidad urbana. Revista Cubana de Salud Pública, 35(2), 0-0.
Carrasco, M., MartíNez, G., Foradori, A., Hoyl, T., Valenzuela, E., Quiroga, T., Marin, P. P. (2010).
Identificación y caracterización del adulto mayor saludable. Revista Médica de Chile, 138(9). https://doi.org
Verónica Elizabeth Guanga
40
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 2 (Mayo-Agosto)
Ecuador. Instituto nacional de estadísticas y censos .INEC 2010. Población en Ecuador. http://www.inec.gob.ec
2017-12-26
Lam de Calvo O. Fis iologia del sindrome de fragilidad en el adulto mayor. Artículo de revisión pdf.
http://www.revistamedicocientifica.org
R. Carrillo Esper, J. Muciño Bermejo, C. Peña Pérez, U. G. Carrillo Cortés.(2011). Fragilidad y sarcopenia.pdf.
(s. f.). http://www.medigraphic.com
Villacís A., Aguilar H. (2014). Síndrome de Fragilidad y sus comorbilidades. http://dspace.ucuenca.edu.ec


Contador de visitas: Resumen | 5 | y

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Verónica Elizabeth Guanga

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicación bajo licencia

Grupo 2. Clasificación de Revistas Científicas de la República de Cuba.

Cátálogo 1.0 (36/36 criterios cumplidos).

Procedencia geográfica de los lectores de Revista Mikarimin

Map