Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
155
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR: UNA ALTERNATIVA PARA EVITAR EL
CONSUMO DE LAS DROGAS EN LOS ADOLESCENTES
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN
ADOLESCENTES
AUTORAS: Tania Yessica Merino-Sánchez
1
Grey Zambrano Intriago
2
DIRECCIÓN PARA CORRESPONDENCIA: tayemesa@hotmail.com
Fecha de recepción: 26-07-2020
Fecha de aceptación: 19-09-2020
RESUMEN
El presente trabajo de investigación con el tema planteado “La comunicación intrafamiliar… Una
alternativa para evitar el consumo de las drogas en los adolescentes” se desarrolló bajo la premisa
de analizar como la comunicación familiar favorece la prevención del consumo de drogas entre
los adolescentes, es así que se exponen diferentes trabajos realizados en torno a esta temática con
la finalidad de brindar un sustento práctico teórico al proceso investigativo del cual consta este
documento; bajo este contexto se estableció el diseño metodológico en el cual se describen los
métodos utilizados como son inductivo deductivo, descriptivo, analítico y estadístico; además
se emplearon las técnicas de encuesta y bibliográfica, para los efectos prácticos y recolección de
información requerida, la primera para distinguir la realidad de los adolescentes del cantón
Jipijapa y la segunda que brinda el fundamento teórico a los resultados obtenidos; de lo cual se
concluyó que la comunicación intrafamiliar tiene un rol de gran importancia dentro del actuar de
los jóvenes al punto que entre mejor y más fluida esta sea, los adolescentes manifiestan un
consumo nulo de sustancias adictivas como psicotrópicos y estupefacientes.
PALABRAS CLAVE: Comunicación intrafamiliar; consumo de drogas; adolescentes;
prevención; vínculo familiar.
INTRA-FAMILY COMMUNICATION. AN ALTERNATIVE TO AVOID DRUG USE IN
ADOLESCENTS
ABSTRACT
The present research work with the theme raised "Intra-family communication ... An alternative
to avoid drug use in adolescents" was developed under the premise of analyzing how family
communication favors the prevention of drug use among adolescents, is Thus, different works
carried out on this subject are exposed in order to provide a practical - theoretical support to the
investigative process of which this document consists; In this context, the methodological design
was established in which the methods used are described as inductive - deductive, descriptive,
analytical and statistical; In addition, survey and bibliographic techniques were used, for practical
1
Licenciada en Enfermería, Especialización en Orientación y Planificación Familiar. Instituto de Posgrado.
Universidad Técnica de Manabí. Portoviejo, Ecuador.
2
PhD. Decana, Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación, Coordinadora de Postgrado de la
Universidad Técnica de Manabí. Portoviejo, Ecuador. E-mail: gracezitaz@yahoo.es
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
156
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
purposes and collection of required information, the first to distinguish the reality of the
adolescents of the Jipijapa canton and the second to provide the theoretical foundation for the
results obtained; From which it was concluded that intrafamily communication has a role of great
importance within the actions of young people to the point that the better and more fluid it is,
adolescents manifest a zero consumption of addictive substances such as psychotropics and
narcotics.
KEYWORDS: Intrafamily communication; drug use; adolescents; prevention; family bond.
INTRODUCCIÓN
En la actualidad una de las problemáticas que atañe en el mundo, corresponde al tráfico y
consumo de drogas, esto último principalmente por parte de adolescentes. A nivel mundial es
alarmante como se incrementa con el pasar del tiempo el consumo de estas sustancias entre la
juventud.
De acuerdo a la descripción realizada por Scott, (2015) se distingue que en la sociedad existe una
crisis arraigada en diferentes ámbitos, como son de desarrollo económico, social, cultural, entre
otros aspectos; dentro de los aspectos sociales se puede destacar que el consumo de drogas entre
el grupo poblacional compuesto por adolescentes se debe a la falta de comunicación; así como
también de información sobre los tipos de drogas que existen y sus principales consecuencias,
repercutiendo de manera negativa en la sociedad en general.
En consecuencia, ante lo manifestado por Scott se destaca que el rol familiar tiene un importante
efecto en el comportamiento de la población adolescente, es así que, al existir un deficiente nivel
comunicativo entre padres e hijos, o incluso un pobre interés en las actividades que los jóvenes
realicen dentro y fuera del hogar puede provocar que estos sean influenciados para caer en el
consumo de drogas, y la falta de comunicación sobre el perjuicio que estas sustancias pueden
producir en su salud es también un factor preponderante para consumirlas.
Así mismo se debe advertir a los jóvenes que al momento de involucrarse con estas sustancias
toman una decisión nefasta que puede perjudicar todo su futuro, esto debido a que es fácil entrar
al mundo de las drogas, pero difícil de salir, muchas personas no tienen en cuenta los peligros que
trae consigo entrar en el terrible mundo de las drogas y las consecuencias de ellas, que muchas
veces son fatales.
De acuerdo a la interpretación realizada por Pons, (2018) se determina que una característica a
tomar en consideración es que un adicto no necesariamente debe ser un delincuente, aunque en
ciertos casos existen personas que al no contar con recursos optan por delinquir para la
adquisición de las drogas; entonces, desde un punto de vista clínico un adicto es un enfermo que
necesita atención, por lo tanto el papel de la familia es muy importante tanto para la prevención,
como en la rehabilitación o tratamiento.
Conforme lo expuesto, se establece que de acuerdo con el nivel de consumo y la necesidad que
manifiesta el cuerpo de la persona ante estas sustancias, puede llegar a ser considerada una
enfermedad, que requiere de especial cuidado para su rehabilitación; además conforme esta
recurrencia aumente y de no contar con los recursos para adquirir las drogas, el sujeto se
encuentra en predisposición a realizar actos delictivos.
Bajo este contexto, el presente artículo se desarrolla con la premisa de establecer como la
comunicación intrafamiliar puede ser un factor clave para evitar el consumo de drogas en los
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
157
adolescentes, razón por la cual este se compone de la argumentación teórica que proporciona el
fundamento necesario para su elaboración, los materiales y métodos seleccionados para la
respectiva indagación de la temática propuesta, lo que permite la obtención de resultados, los
cuales son contrastados en discusión con las teorías e incluso resultados de investigaciones
previas que sustentan este trabajo, para finalmente construir las respectivas conclusiones.
La importancia de este tema se encuentra centrado en que el consumo de drogas constituye en la
actualidad un significativo fenómeno social que afecta especialmente a los adolescentes, es así
que la prevalencia del uso y abuso de drogas en la etapa adolescente y adultez temprana son
significativas, por tal motivo ante la alta disponibilidad, en la actualidad los adolescentes tienen
que aprender a convivir con las drogas, tomando decisiones sobre su consumo o la abstinencia de
las mismas.
Por lo tanto, se determina que el proceso de socialización, con la familia, amigos, escuela y
medios de comunicación es importante en ello. La percepción de riesgo y los factores de riesgo,
junto al ocio, tiempo libre y vida recreativa, son elementos que deben considerarse para
comprender esta problemática.
Teóricamente la importancia que muestra el desarrollo de este trabajo radica en las teorías
utilizadas para construir el fundamento del mismo las cuales se encuentran debidamente
referenciadas, tales como Roche (2016) que indica que la comunicación negativa da iniciativa a
la falta de responsabilidad, Estévez, (2015) que distingue que la comunicación se deteriora al no
proponerse temas en común entre padres e hijos, y Pedrão, (2015) quien pone de manifiesto que
“la falta de compromiso en una relación interpersonal de los padres con los hijos se muestra
como un factor que incide notablemente en el consumo de drogas” ; así como también los
antecedentes históricos que se refiere a investigaciones previas realizadas en torno a la temática
planteada, todo esto en su conjunto fundamenta los resultados obtenidos a través del proceso
investigativo.
Desde el punto de vista práctico, el desarrollo de este trabajo es importante por los resultados
obtenidos mediante la investigación de campo realiza en torno a como la comunicación
intrafamiliar fortalece la disminución de casos en que los adolescentes consumen drogas; de esta
manera este estudio proporciona un antecedente e incluso puede ser utilizado como fuente de
información para nuevas investigaciones que se pudieran desarrollar en relación a la problemática
propuesta.
La significancia académica de este trabajo se denota en virtud de las teorías y antecedentes que
fundamentan los resultados obtenidos, todo esto en su conjunto fortalecen los conocimientos
adquiridos por la investigadora durante el proceso académico en torno a la temática propuesta
que se refiere a la comunicación intrafamiliar como método para reducir el nivel de consumo de
drogas en los adolescentes.
La necesidad de realizar la presente investigación radica que en el tema del consumo de drogas
tiene un alto nivel de importancia mundialmente, razón por la cual se han elaborado diversos
estudios en torno a esta problemática, principalmente sobre la población más vulnerable que son
los adolescentes, quienes por su estado de crecimiento se ven volubles para el consumo ante
factores externos e incluso a veces internos, es decir familiares, que pueden incluso desembocar
en adicciones permanentes.
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
158
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
Bajo este contexto, es importante desarrollar este estudio desde la perspectiva de la comunicación
intrafamiliar como método terapéutico que permita conducir el accionar de los adolescentes
evitando que se involucren en el consumo de drogas, y de esta manera proteger a este sector
poblacional vulnerable de la influencia de dichas sustancias.
De acuerdo con la revisión bibliográfica realizada se han podido identificar investigaciones
previas desarrolladas en torno a la temática planteada como es el consumo de drogas en
adolescentes y los factores familiares que inciden sobre dicha temática, principalmente la
comunicación, es así que los autores que conforma el antecedente de este trabajo corresponde a
Fantín, (2015), Borbor, (2018), González, (2019) y Scott, (2015).
Fantín, (2015) en su artículo realiza un estudio sobre la relación que existe entre el consumo de
sustancias adictivas como son las drogas y el alcohol por parte de los adolescentes y factores
familiares como son el vínculo entre los miembros, la crianza, la formación, los valores
transmitidos y la comunicación intrafamiliar; es así que de acuerdo a los resultados se demuestra
que cuando los adolescentes manifiestan valores distintos a los transmitidos por los padres, estos
desarrollan un alto nivel de consumo de alcohol; mientras que la calidad de relación con la madre
y la percepción de la figura materna son factores que influyen en el consumo o no de drogas por
parte de los adolescentes.
De acuerdo con Borbor, (2018) dentro de su artículo se establece que el consumo de drogas en
los adolescentes en un problema de salud pública, lo cual se ve manifestado debido a dificultades
en la comunicación y dinámica familiar, es así que mediante la aplicación de entrevistas a un
grupo de adolescentes con sus respectivos padres, se obtuvo como resultado que existe la
necesidad de capacitar a los padres en estrategias de comunicación para abordar de mejor manera
las relaciones con sus hijos y así se pueda reducir el nivel de consumo de drogas.
El trabajo descrito, fundamenta la realización de la presente investigación, toda vez que se
establece el vínculo existente entre la dinámica en la comunicación familiar y como esta acción
puede reducir el consumo de drogas en los adolescentes, de tal manera que es imprescindible que
los padres se capaciten en estrategias comunicativas, con la finalidad de proporcionar a sus hijas
la confianza necesaria para que el vínculo familiar se fortalezca y evitar que estos recurran a
consumir sustancias psicotrópicas o estupefacientes.
Mediante la investigación realizada por González, (2019) se denota que la estructura familiar
tiene una influencia profunda y directa en la clase de relación que se puede dar entre los
miembros de la misma; es así que la comunicación entre ellos se puede ver deteriorada cuando no
se siguen modelos adecuados provocando relaciones poco gratificantes, lo que conlleva a la
disfunción o desintegración induciendo a los adolescentes a entrar al consumo de drogas e
incluso incide en la disminución de la edad en que estos se involucran con dichas sustancias
adictivas; dando como resultado posterior al proceso investigativo que son necesarias acciones
que permitan fortalecer los vínculos familiares para proteger a los adolescentes del consumo de
drogas.
Con relación a lo expuesto, se establece que la integración familiar es de suma importancia para
que los adolescentes no incurran en el consumo de drogas, es así que la comunicación tiene un
alto impacto en esta situación, toda vez que al realizarse con dedicación y de manera adecuada se
incluye en el actuar de los jóvenes protegiéndolos de los peligros que se derivan de la utilización
de estas sustancias adictivas.
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
159
Conforme el estudio desarrollado por Scott, (2015) se establece que en la mayoría de los países
existen familias que carecen de una buena comunicación y por ende de una buena relación entre
padres e hijos provocando así la desintegración familiar, tomando como principales víctimas a los
hijos, los cuales en medio de la soledad y desesperación buscan consuelo en sustancias peligrosas
que los hace por un momento olvidar de los problemas que los agobia, dichas sustancias poco a
poco van dominando la vida de los adolescentes, tomándolos como prisioneros, prisión de la cual
les es difícil salir llevándolos a menospreciar inconscientemente su vida y tirándola por la borda.
A este respecto, se determina que el sentimiento de abandono y soledad que pueden llegar a sentir
los adolescentes se debe en mayor medida a la falta de comunicación y atención por parte de los
padres, es entonces que los hijos buscan refugio fuera del hogar y en ocasiones el círculo social
que los rodea bajo las circunstancias familiares que viven los hacen vulnerables al consumo de
drogas.
Bajo este contexto, surge la interrogante mediante la cual se plantea el desarrollo de esta
investigación, misma que versa de la siguiente manera: ¿Cómo contribuir a la prevención del
consumo de drogas de los adolescentes a través de una adecuada comunicación intrafamiliar?
Establecida la problemática, el objetivo general constituido para este proceso investigativo es:
Valorar la contribución a la prevención del consumo de drogas en los adolescentes a través de la
comunicación intrafamiliar.
DESARROLLO
Comunicación familiar
La comunicación familiar de acuerdo con Franco, (2015) se determina que tiene una estructura
compleja en donde figuran en todo momento no sólo mensajes interpersonales directos, sino un
sistema de señales muy valiosas para que la persona que recibe el mensaje se percate de la
categoría correcta a la que debe encuadrarse la secuencia de los mensajes transmitidos. Este
sistema de señales constituye algo serio en forma literal o de metáforas. Tal serie de señales suele
ser extraverbal y se modula mediante el tono de voz, la mímica y los gestos.
Con relación a las señales extraverbales, existe una especie de comunicación contradictoria,
llamada de doble vínculo, esta se observa sobre todo en el proceso educacional y consiste en la
asociación de un mensaje de cariño con un metamensaje de hostilidad. A este tipo de
comunicación se le conoce como “disfuncional”, ya que se envían mensajes indirectos,
enmascarados y desplazados.
A este respecto Roche (2016) distingue que:
La comunicación “negativa” o “disfuncional”, implica la falta de responsabilidad por el
autocontrol de las emociones negativas. Cuando no se controlan dichas emociones se cae en
conductas agresivas, lo cual se ve reflejado cotidianamente en las familias; por ejemplo, cuando
un niño comete algún error, los padres lo castigan de forma impulsiva, sin ser escuchado; por tal
motivo para que la comunicación sea funcional debe ser clara, directa, congruente, conformada y
retroalimentada. (pág. 85)
Existen códigos particulares de comunicación en las familias; por tal motivo la influencia entre
las personas que las integran adquiere una mayor complejidad cuando se considera que en cada
interacción no solo participan los actores principales, sino también, de algún modo los demás
miembros de la familia.
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
160
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
“En las familias existen cadenas de interacción que se repiten, siendo esto un reflejo de su
organización. Si las respuestas que la familia da ante determinadas problemáticas son positivas,
seguramente ante un evento similar sepa cómo actuar.” (Uribe, 2016, pág. 77)
En la mayoría de los casos en que se presentan dificultades comunicacionales, estas suelen ser el
resultado de relaciones conyugales distorsionadas, lo cual puede producir por ejemplo que los
padres abdiquen de sus funciones, actúen como hermanos de sus hijos para así obtener atención
del otro cónyuge, los hijos den cuidados parentales a sus padres, actúen como cónyuges sustitutos
y desafíen con éxito la autoridad parental; ocurren aquí transgresiones e inadecuación en el
ejercicio de los roles que impide establecer un orden adecuado donde límites y jerarquías se
respeten, y se establezcan por tanto relaciones comunicativas satisfactorias.
Formas de comunicación familiar
De acuerdo con Eguiluz, (2017) se establece que dentro del entorno familiar se pueden manifestar
formas o estilos de comunicación los cuales se clasifican como: inculpador o agresivo; aplacador
o no asertivo; calculador o intelectual; distractivo o manipulador; y, nivelador o asertivo.
Conforme lo expuesto, se establece que el tipo de comunicación inculpador o agresivo refiere a
que los actores tienden a actuar de manera exigente con los demás, manifiestan un aire de
superioridad y se les describe como autoritarios, sólo buscan ganar, dominar, forzando a la otra
persona a perder.
Por otra parte, se tiene la comunicación aplacador o no asertivo, en lo que se distingue a las
personas del núcleo familiar que tratan siempre de complacer, a costa de sus propios derechos,
necesidades y sentimientos, por lo que ni ellos mismos, ni los otros los respetan; evitan a toda
costa el conflicto, tratando siempre de apaciguar.
Así también se expone la manera de comunicación de tipo calculador o intelectual, que son
manifestadas en las relaciones interpersonales que son manejadas con intelectualizaciones,
ocultando las emociones, siendo estas personas muy desconfiadas.
Además, en relación con el recurso comunicativo distractivo o manipulador, se determina que son
manifestaciones de los actores del proceso comunicativo en que las situaciones no son tratadas
directamente y se despliegan numerosas estrategias para salir de aquellas que son percibidas con
desagrado.
Y, por último, la forma de comunicación distinguida como nivelador o asertivo, que es
manifestada por las personas de la familia que defienden sus derechos, respetando los ajenos y
expresan sus sentimientos, pensamientos o necesidades de forma directa y honesta; siendo sus
mensajes congruentes.
En relación a lo expuesto Sánchez, (2015) expresa que:
La posibilidad del empleo de la asertividad es una ganancia para cualquier relación, pues aporta
gran productividad; no obstante, prácticamente cualquier estilo puede ser efectivo si se emplea
oportunamente. De nada valdría ante un comportamiento iracundo, tratar de convencer con
argumentos lógicos y razonables; aplacar en ese momento y esperar mejor ocasión para la
discusión será lo mejor. Se tiene derecho a ponerse bravo, sólo que sin herir al otro miembro de
la familia. (pág. 49)
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
161
Para promover una comunicación más efectiva y satisfactoria dentro del núcleo familiar se deben
de considerar varios elementos los cuales se identifican a continuación:
El respeto hacia todos los integrantes de la familia;
Tomar en cuenta lo que se dice y se escucha, considerando el momento en que se da la
comunicación;
Tener firmeza en la transmisión del mensaje;
Considerar el papel que juegan los demás (padre, madre, hijo, etc.) y la forma de
aproximación;
No repetir mensajes insistentemente;
Saber qué decir;
Saber escuchar;
Reconocer a los otros mediante una actitud positiva;
Congruencia en los mensajes verbales y no verbales.
La comunicación familiar en la adolescencia
La comunicación familiar adquiere tonos peculiares con hijos que se encuentran en la atapa de la
adolescencia, toda vez que manifiesta una transformación social de una relación protectora hacia
un niño dependiente, a una relación con un “niño grande” que exige espacio y libertad a padres
que generalmente no están preparados a entregarla, más aún sin saber cómo guiar esa libertad
dentro de los límites sociales correctos.
Por su parte Estévez, (2015) manifiesta que:
Muchas veces el adulto se resiste a algunos tópicos por diversos prejuicios y sobre todo porque
no sabe cómo abordar el tema, la sexualidad es un ejemplo de ello, aprenden sobre esto fuera del
marco familiar porque allí es tabú. Prácticamente no hay intimidad, se evidencian pocos intereses
comunes entre padre e hijo que permita abordar con profundidad un tema entre todos,
generalmente conversan los adultos y el adolescente se deja a un lado, por tanto la confianza es
también mínima; hay distanciamiento, no se da importancia a los asuntos que trae el adolescente
o no se comprenden, esta situación lo obliga a llevar sus preocupaciones e inquietudes, a otros
grupos, por lo que el autodescubrimiento tiene pocas posibilidades de ocurrir en la familia. (pág.
37)
Si el adolescente no percibe una atmósfera adecuada para expresarse, difícilmente manifestará
libertad para la participación en la solución de los problemas. Con frecuencia se escuchan
imposiciones, muestra de métodos autoritarios o por otra parte no se considera al muchacho con
la madurez suficiente para aportar en una decisión. Estas situaciones se pueden mostrar
contradictorias cuando por lo general dentro del núcleo familiar en ocasiones a manera de
reprimenda por alguna acción efectuada por el adolescente suele escuchar continuamente “ya eres
un hombre”, “no te portes como un niño”, por un lado, mientras que por otro no se le da ese lugar
en la vida familiar, se le exigen deberes como adulto y se otorgan los derechos de un niño.
A este respecto Coleman, (2016) expone que:
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
162
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
La atmósfera familiar puede ser percibida como segura o peligrosa para tratar “ciertos temas”, en
dependencia de cómo esto ocurra habrá o no apertura. Se puede hablar de tópicos superficiales,
sin expresar sentimientos y temores para que no se descubran los puntos débiles y se utilicen
estrategias evasivas para evitar la intimidad, generalmente por miedo a la incomprensión. (pág.
87)
De esta manera se determina que para que exista una adecuada comunicación entre padres e
hijos, debe manifestarse un sentimiento de confianza y apertura a cualquier tipo de tema, con la
finalidad de que el adolescente sienta que tendrá la comprensión necesaria por parte de sus
progenitores y así poder aconsejarlos, sin que ellos tengan que recurrir a personas fuera del
círculo familiar.
Relación entre comunicación intrafamiliar y consumo de drogas
Actualmente el uso, abuso y dependencia a las drogas, abarca todos los ámbitos de la convivencia
social; su relación con la enfermedad, la violencia, la delincuencia y la pobreza, es ampliamente
reconocida. En este sentido la comunidad internacional desarrolla importantes esfuerzos por
controlar su producción, comercialización y consumo, además de intentar contener las graves
repercusiones que tiene en la salud y su consiguiente costo social.
Pedrão, (2015) en su artículo identifica que:
La falta de compromiso en una relación interpersonal de los padres con los hijos se muestra como
un factor que incide notablemente en el consumo de drogas; es así que dentro de un estudio
realizado en Chile se identificó una tasa de 10% de consumo en los hijos con padres involucrados
en la relación con estos, versus un 35% de consumo de drogas en los hijos con padres no
involucrados en estas relaciones. Lo anterior refuerza el hecho que la familia se constituye como
una de las variables relevantes en el origen y mantenimiento del consumo de drogas. La familia
se define, como elemento central en la prevención del consumo de drogas.
Por lo expuesto, se determina que la atención de los padres al actuar de sus hijos tiene un alto
impacto sobre el consumo que estos puedan tener de drogas, es así que el vínculo familiar se
constituye como un elemento y herramienta social de gran importancia dentro de los métodos de
prevención del consumo de drogas entre los jóvenes.
Por otra parte, la familia es considerada como el principal núcleo de socialización de sus
integrantes. Es el lugar donde se transmiten valores, se aprenden y adoptan ideas, se adquieren
creencias y normas de conductas, y su funcionalidad va a permitir que sus miembros sean
personas autónomas, capaces de enfrentarse e integrarse a la vida en sociedad.
De acuerdo con Pedrão, (2015) contextualiza a la adolescencia, como una etapa de la vida que se
caracteriza por el crecimiento y desarrollo humano con una gran vulnerabilidad, donde la
búsqueda de identidad personal y grupal hace a los jóvenes inestables, viéndose además
influenciados y enfrentados a una diversidad de riesgos psicosociales, como la influencia de los
pares para desarrollar conductas sociales y de afrontamiento, que tienen una gran relevancia en su
vida de adultos.
Por esto, la familia pasa a ser uno de los micro ambientes donde permanece y se desarrolla el
adolescente, y es el responsable de lograr que su funcionamiento favorezca un estilo de vida
saludable para todos sus miembros. La conducta adolescente es influenciada por los premios y
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
163
castigos sociales en relación con sus comportamientos, así como por los modelos sociales que
rodean al joven.
En base a lo expuesto se identifican las variables que componen el presente trabajo de
investigación, mismas que se establecen como: variable independiente: La comunicación
intrafamiliar; y, variable dependiente: El consumo de drogas en adolescentes.
El diseño metodológico establecido para este estudio se centra en un tipo no experimental, toda
vez que no se aplicó reactivo alguno que modifique las variables principales que componen el
tema de investigación; además el enfoque propuesto es cuali-cuantitativo debido a que se
desarrolló un análisis estadístico y documental sobre la comunicación intrafamiliar y como esta
se convierte en una alternativa para reducir el consumo de drogas en los adolescentes.
La información requerida para el desarrollo de esta investigación, proviene principalmente de
fuentes primarias en relación a las encuestas aplicadas a los adolescentes de la ciudad de Jipijapa
en donde se identificarán los factores que inciden para el consumo de drogas en este grupo
poblacional, así como además la relación entre los miembros familiares, con la finalidad de
establecer el vínculo entre la comunicación familiar y la reducción del consumo de las referidas
sustancias.
Por otra parte, la información con la cual se fundamentan los resultados y por consiguiente
permitió la construcción de las conclusiones provino de fuentes secundarias como publicaciones,
estudios y libros, todos estos en relación con la comunicación intrafamiliar como método
preventivo para el consumo de drogas en la población adolescente.
Entre los métodos empleados se destacan:
Inductivo – deductivo. Mediante estos métodos se identificarán los factores comunicativos dentro
del entorno familiar y como estos inciden como medio para la reducción del índice de consumo
de drogas en los adolescentes, es así que se fundamentarán los resultados obtenidos a través de la
investigación de campo realizada.
Método descriptivo. - Este método corresponde a un enfoque cualitativo debido a que se
evaluaron las características que conciernen a la comunicación intrafamiliar y como está
desarrollada adecuadamente puede reducir los índices de consumo de drogas en los adolescentes.
Método analítico. - La aplicación de este método se justifica en virtud de conocer las
características, cualidades y propiedades de la realidad del hecho en estudio, es así que se
fundamenta el análisis específico sobre la influencia que tiene la comunicación intrafamiliar
fluida en la reducción del consumo de drogas en los adolescentes.
Método estadístico. - El presente método corresponde al debido procesamiento de información a
través de la tabulación de datos obtenidos con los instrumentos de investigación dispuestos para
establecer la relación entre una adecuada comunicación intrafamiliar y la reducción de los índices
de consumo de drogas en la población adolescente.
Entre las técnicas utilizadas podemos mencionar:
Encuesta. - Este instrumento se elaboró con una serie de preguntas estructuradas dirigidas a la
respectiva muestra que se obtuvo mediante la aplicación de la respectiva fórmula de muestreo
estadístico, esto con la finalidad de identificar los factores que inducen a los adolescentes al
consumo de drogas y a su vez determinar aspectos familiares que inciden en dicha acción.
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
164
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
Bibliográfica. - Se dispuso de fuentes secundarias como libros, folletos, publicaciones, artículos
entre otros documentos en que se haga referencia a los índices de consumo de drogas en
adolescentes y como la comunicación intrafamiliar funciona como método para reducir dichos
niveles.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (2010), la población adolescente
del cantón Jipijapa comprendida entre las edades de los 14 a los 20 años de edad se sitúa en
19.531 habitantes, bajo este contexto se realiza el respectivo cálculo de muestra mismo que se
expone a continuación:
Fórmula:
Variables:
N = Población o universo = 19.531
k = Constante, nivel de confianza = 1,96
p = Probabilidad a favor = 0,50
q = Probabilidad en contra = 0,50
e = Error muestral = 0,05
n = Tamaño de la muestra = ?
Solución:
Resultados finales
Tabla 1. Edad
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
14 – 15 años
98
25,99%
16 – 17 años
124
32,89%
18 – 19 años
87
23,08%
20 años o más
68
18,04%
Total
377
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 1. Edad.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
De acuerdo con la ilustración 1, el 32,89% de la población en estudio corresponde a adolescentes
en edad entre 16 a 17 años; el 25,99% tienen entre 14 y 15 años; mientras que el 23,08% se
encuentra entre los 18 a 19 años; y por último el 18,04% tiene 20 años o más.
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
165
Conforme los datos suministrados la mayoría de la población en estudio se sitúa en una edad
promedio entre 16 a 17 años de edad.
Tabla 2. Género
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
Masculino
194
51,46%
Femenino
183
48,54%
Total
377
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 2. Género.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Mediante la ilustración 2, se establece que el 51,46% de la población en estudio corresponde al
género masculino, mientras que el 48,54% es de género femenino.
De acuerdo con la información obtenida la mayoría de la población en estudio pertenece al
género masculino; no obstante, la diferencia porcentual entre ambos géneros es mínima.
Tabla 3. Comunicación familiar
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
Excelente
155
41,11%
Buena
127
33,69%
Regular
14
3,71%
Mala
81
21,49%
Total
377
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 3. Comunicación familiar.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
A través de la ilustración 3, el 41,11% de la población en análisis menciona que la comunicación
con sus padres es excelente; el 33,69% refirió que es buena; mientras que el 21,49% la califica
como mala; y por último, el 3,71% indicó que esta es regular.
Con la información obtenida se denota que la mayoría de la población en estudio, es decir, menos
del 50% tiene una excelente comunicación con sus padres; no obstante un grupo considerable
manifestó que la comunicación familiar es deficiente
Tabla 4. Consumo
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
Si
95
25,20%
No
282
74,80%
Total
377
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Ilustración 4. Consumo.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
166
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
La ilustración 4 muestra que el 74,80% de la población analizada no consume ningún tipo de
drogas; mientras que el 25,20% si consume.
En relación al consumo la mayoría de la población indicó no hacerlo; sin embargo, el grupo
poblacional sobre el cual continúa el estudio es aquel que manifestó si consumir drogas, lo cual
se encuentra relacionado con la pregunta anterior en la que se indagó sobre la comunicación entre
padres e hijos.
Tabla 5. Edad de inicio
Frec.
Porcentaje
67
70,53%
15
15,79%
13
13,68%
95
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 5. Edad de inicio.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
De acuerdo con la ilustración 5, la población en estudio manifestó en un 70,53% que la edad en la
cual iniciaron el consumo de drogas es a los 14 años o menos; mientras que el 15,79% indicó que
iniciaron entre los 15 a 17 años; y por último, el 13,68% refirió que fue entre los 18 a 20 años.
Conforme la información obtenida mediante la población en análisis, se determina que la mayoría
de los adolescentes inician el consumo de drogas en promedio a los 14 años de edad.
Tabla 6. Periodicidad de consumo
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
Diario
25
26,31%
Día por
medio
18
18,95%
F. de semana
33
34,74%
En fiestas
19
20,00%
Total
95
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 6. Periodicidad de consumo.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Mediante la ilustración 6 se establece que el 34,74% de la población en estudio consume los fines
de semana; el 26,31% indicó que tiene un consumo diario; el 20,00% lo realiza durante fiestas; y,
el 18,95% refirió que lo hace día por medio.
A través de la información recabada se establece que la mayoría de los adolescentes tiene un
consumo constante durante los fines de semana; no obstante, hay un considerable número de
estos que tiene un consumo diario lo cual puede derivar en una adicción.
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
167
Tabla 7. Razones para consumo
Alternativa
Frec.
Porcentaje
Influencia de amigos
26
27,37%
Situación familiar
56
58,95%
Otras
13
13,68%
Total
95
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 7. Razones para consumo.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
A través de la ilustración 7 se establece que el 58,95% de la población en estudio indicó que la
situación familiar es el motivo por el cual consumen drogas; el 27,37% refirió que lo hacen por la
influencia de amigos; y, el 13,68% manifestó que son otras diferentes razones.
La información dispuesta por la población analizada indica que la mayoría de los adolescentes
optan por consumir drogas debido a la situación familiar, lo cual se relaciona con las preguntas
anteriores en las que se pudo identificar que existe una deficiente comunicación entre hijos y
padres.
Tabla 8. Nivel de incidencia familiar
Alternativa
Frecuencia
Porcentaje
Alto
76
80,00%
Medio
12
12,63%
Bajo
7
7,37%
Total
95
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 8. Nivel de incidencia familiar.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Mediante la ilustración 8 se determina que el 80,00% de la población en estudio califica como
alta la incidencia que tiene la situación familiar en su consumo de drogas; mientras que el 12,63%
calificó esta incidencia como baja; y por último el 7,37% manifestó que este nivel es bajo.
Tabla 9. Tipo de comunicación.
Alternativa
Frec.
Porcentaje
Intrafamiliar/afectiva
51
53,68%
Instrumental/intercambio
25
26,32%
Extrafamiliar
19
20,00%
Total
95
100,00%
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
Ilustración 9. Tipo de comunicación.
Fuente: Investigación de campo, (2020)
Elaborado por: Tania-Yessica Merino-Sánchez
De acuerdo con la ilustración 9 en relación al tipo de comunicación que puede contribuir a
mejorar la situación familiar y evitar el consumo de drogas de la población en estudio, el 53,68%
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
168
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
distingue que es la intrafamiliar o afectiva; mientras que el 26,32% considera que es la
instrumental o de intercambio; y, por último, el 20,00% manifiesta que se trataría de la
comunicación extrafamiliar.
En base a la información obtenida se distingue que la mayoría de la población en estudio
considera que el mejor medio para mejorar su situación familiar y por consiguiente evitar el
consumo de drogas es la comunicación intrafamiliar o afectiva.
Discusión
De acuerdo con Matalí Costa, (2018) se establece que a nivel mundial el nivel de consumo de
drogas por parte de la población adolescente es de 1 por cada 4, es decir aproximadamente el
25% de los adolescentes ha tenido por lo menos una experiencia con estupefacientes; esto
fundamenta los resultados obtenidos a través de la encuesta aplicada a la población adolescente
del cantón Jipijapa la cual indica que el 25,20% de estos ha consumido drogas.
Mediante el estudio realizado por Fantin, (2015) se determina que existe una correlación
significativa entre la relación de padres y el ajuste social de los adolescentes, es así que cuando
existe una relación cercana intrafamiliar los jóvenes presentan menor índice de consumo de
drogas, en cambio cuando hay la presencia de conflictos en la familia se concibe un aumento de
dicho consumo; a este respecto los resultados de este estudio muestran que aquellos adolescentes
que indicaron tener deficiente comunicación con sus padres, siendo el 3,71% calificándola como
regular y el 21,49% como mala tienen una alta incidencia en el consumo de sustancias
psicotrópicas y estupefacientes.
Conforme la publicación realizada por Moreno, (2018) se establece que los factores de protección
para evitar que los adolescentes incurran en el consumo de drogas son la cohesión familiar, un
vínculo afectivo incondicional sin incurrir en la sobreprotección, el adecuado ejercicio de la
autoridad paterna y estilos adecuados de comunicación familiar para la resolución de conflictos;
estos aspectos fundamentan la problemática propuesta a través de este estudio la cual propone la
comunicación intrafamiliar como un método para reducir el nivel de consumo de drogas en los
adolescentes.
CONCLUSIONES
Con la información obtenida se denota que la mayoría de la población en estudio, es decir, menos
del 50% tiene una excelente comunicación con sus padres; no obstante, un grupo considerable
manifestó que la comunicación familiar es deficiente.
Con relación al consumo la mayoría de la población indicó no hacerlo; sin embargo, el grupo
poblacional sobre el cual continúa el estudio es aquel que manifestó si consumir drogas, lo cual
se encuentra relacionado con la pregunta anterior en la que se indagó sobre la comunicación entre
padres e hijos.
Conforme la información obtenida mediante la población en análisis se determina que la mayoría
de los adolescentes inician el consumo de drogas en promedio a los 14 años.
A través de la información recabada se establece que la mayoría de los adolescentes tiene un
consumo constante durante los fines de semana; no obstante, hay un considerable número de
estos que tiene un consumo diario lo cual puede derivar en una adicción.
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
169
De acuerdo con la información obtenida de la población en estudio, se establece que existe un
alto impacto en el consumo de drogas la situación familiar, que en este caso hace referencia a la
deficiente comunicación que existe entre padres e hijos.
En base a la información obtenida se distingue que la mayoría de la población en estudio
considera que el mejor medio para mejorar su situación familiar y por consiguiente evitar el
consumo de drogas es la comunicación intrafamiliar o afectiva.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Académico, R. d. (2013). Reglamento de Régimen Académico, suplemento 136.
Adolfo, F. B. (2011). Evolución y Desarrollo de los Modelos de Intervención Psicoeducativa en España. ISSN: 1135-
755X DOI.
Álvarez González, M. (2009). Intervención Psicopedagógica.
Álvarez Rojo, V. (2009). Perfiles y Competencia Docente en el contexto actual de la educación Universitaria. REOP
vol. 20.
Ana, M. (2009). Modelo de Intervención Piscopedagógica.
Artunduaga, M. (2009). Variables del rendimiento academico Universitario. Deserción educativa.
Blanco, I. (2013). Métodos y técnicas. Métodos y técnicas.
Boletín, C. (2012). Educación Superior, Colombia. El Boletín No. 20.
Boletín. No 20, C. (2012). Capital Humano para el avance Colombiano.
Borbor, J. A. (2018). La comunicación entre padres y adolescentes consumidores de sustancias psicoactivas en un
colegio de Guayaquil. Recuperado el 20 de julio de 2020, de Revista Científica Digital inspilip:
https://www.inspilip.gob.ec/wp-content/uploads/2019/04/La_comunicacion_entre_padres_y_adolescentes.pdf
Bruner, J. (2013). Información, análisis y discusión sobre educación y políticas educacionales.
Cambours de Donini, A. M. (2009). Universidad General.
CINDA, A. d. (2012). Informe de Aseguramiento de la calidad de la educación superior.
Coleman, J. (2016). Psicología de la adolescencia. Madrid, España: Ediciones Morata, S.L.
Constitución, E. (2008). Constitución del Ecuador.
Constitución, E. (2008). Constitución del Ecuador.
Departamento de economía, U. d. (2009). Estudio sobre las causas de deserción Universitaria.
Díaz, A. (2009). Grupo Focal.
Díaz, G., Coicaud, C., & Pereira, C. (2013). Algunas reflexiones sobre las prácticas en el campo psicopedagógico
ante las interpelaciones actuales. Pilquen.
Edgar, M. (2011).
Educación, F. d. (2013). Revista de docencia universitaria. REDU.
Eguiluz, L. (2017). Dinamica de la Familia: Un Enfoque Psicológico Sistémico. México: Editorial Pax México.
Elizabeht, L. G. (2013). Consideraciones para la elaboración del nuevo modelo de formación Universitaria.
Estévez, E. (2015). Relaciones entre padres e hijos adolescentes. Valencia, España: Editorial Nau Llibres.
Fantin, M. B. (2015). Factores familiares, su influencia en el consumo de sustancias adictivas. Recuperado el 20 de
julio de 2020, de Revista electrónica Ajayu: http://www.scielo.org.bo/pdf/rap/v9n2/v9n2a1.pdf
Feixas, M. (2009). Universidad Autónoma de Barcelona. Universidad Autónoma de Barcelona.
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
170
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)
Franco, G. E. (2015). La comunicación en la familia. Madrid, España: Ediciones Palabra S.A.
González, L. E. (2005. pag 157). Repitencia y Deserción Universitaria en América Latina.
González, M. d. (2019). Las relaciones familiares y el consumo de drogas en los adolescentes de Xapala, Veracruz.
Recuperado el 20 de julio de 2020, de Revista Electrónica de Psicología Iztacala:
https://www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin/vol12num1/Art2Vol12No1.pdf
Habermas. (2011). Teoría de la comunicación.
Henao López, G. C. (2009). Componentes psicopedagógicos. Intervencion Psicopedagógica.
IESALC, I. d. (2012). Informe sobre el aseguramiento de la Calidad de Educación Superior. Informe sobre el
aseguramiento de la Calidad de Educación Superior.
Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. (2010). Población de Manabí. Recuperado el 02 de agosto de 2020, de
Sitio Web del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos: www.ecuadorencifras.gob.ec
Jariot, M. (2010). Cómo implicar al equipo docente en el proceso de orientación. REOP vol. 11.
Jiménez Rodríguez, J. (2010). Hacia un nuevo proyecto de tutoría Universitaria, en el espacio Europeo. REOP. vol
21, pp 37-44.
Larrea Granados, E. (2013). El cirriculo de la Educación Superior desde la complejidad sistémica.
LOEI, R. (2011). Reglamento de la Ley Orgánica de Educación Superior.
Matalí Costa, J. L. (2018). Consumo de drogas en adolescentes. Dilema ético en el abordaje diagnóstico-
terapéutico. Recuperado el 15 de agosto de 2020, de Revista digital Anales de Pediatría, Asociación Española de
Pediatría: https://www.analesdepediatria.org/es-consumo-drogas-adolescentes-dilema-etico-articulo-
S1695403309001581
Ministerio, E. (2011). Perfil de egreso del bachillerato general unnificado.
Moreno, I. (2018). La importancia de la familia frente al consumo de drogas. Recuperado el 15 de agosto de 2020,
de Red Cenit. Centros de Desarrollo Cognitivo: https://www.redcenit.com/la-importancia-de-la-familia-frente-al-
consumo-de-drogas/
Muñoz Seca, B. (2009). Portafolio de Dimensiones Educativas.
Neef, M. (2012). Escala de Desarrollo Humano. Escala de Desarrollo Humano.
Olivero, I. (2013).
Ortiz, J. (2010). Metodología de investigación. Métodos y técnicas.
Pedrão, L. J. (2015). Factores familiares protectores y de riesgo relacionados al consumo de drogas en
adolescentes. Recuperado el 14 de julio de 2020, de Revista Latino-Americana de Enfermagem:
https://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0104-11692011000700011&script=sci_arttext&tlng=es
Pérez Gómes, Á. (2013). ¿Qué Docente? ¿ Para qué Escuela? Santiago de Chile, San tiago de Chile, Chile.
Pérez Gómez, Á. (2010). Nuevas exigencias y escenarios para la profesión docente enla era de la información e
incertidumbre. Revista Interuniversitaria de Formación de Profesorado.
Plan Institucional de Tutorías, U. (pag,5 2012). Plan Institucional de Tutorías, Universidad Laica Eloy Alfaro de
Manabí;.
Pons, X. (2018). Modelos interpretativos del consumo de drogas. Recuperado el 25 de agosto de 2020, de Revista
electrónica Polis: http://www.scielo.org.mx/pdf/polis/v4n2/v4n2a6.pdf
Porras L, A. (2009). Modelos de Intervención Psicopedagógica.
Profesorado, R. I. (2013). Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado. Revista Interuniversitaria de
Formación del Profesorado.
Ramírez, R. (2013). Tercera Ola de la Transformación del Ecuador. Tercera Ola de la Transformación del Ecuador.
Mikarimin. Revista Científica Multidisciplinaria ISSN 2528-7842
LA COMUNICACIÓN INTRAFAMILIAR PARA EVITAR EL CONSUMO DE DROGAS EN ADOLESCENTES
© Centro de Investigación y Desarrollo. Universidad Regional Autónoma de Los Andes - Extensión Santo Domingo. Ecuador.
171
Ramírez, R. (2013). Tercera Ola de la transformación de la Educación Superior en Ecuador. .
Rivas, M. (2009). Rivas. Manuel. ISBN.
Roche, R. (2016). Inteligencia prosocial: educación de las emociones y valores. Barcelona, España: Servicio de
Publicaciones de la Universidad Autónoma de Barcelona.
Sampieri, R., & Fernández, C. (2010). Metodología de Investigación.
Sánchez, S. (2015). Entorno familiar y rendimiento académico. Alicante, España: Editorial Área de Innovación y
Desarrollo, S.L.
Sanchiz, M. L. (2009). Modelos de Intervención y Orientación Psicopedagógica. ISBN:978-84-691-4663-7-64.
Santana Vega, L. (2009). Orientación educativa e intervencion psicopedagógica.
Santana, L. (2012). Investigación de la tutoría academica.
Scott, G. (2015). La comunicación intrafamiliar y su influencia en el consumo de drogas en los estudiantes del
décimo año de educación básica del Colegio Fiscal Nocturno “Comdte. Rafael Morán Valverde” de la ciudad de
Guayaquil - Ecuador 2015. Recuperado el 14 de julio de 2020, de Repositorio Digital de la Universidad de
Guayaquil: http://repositorio.ug.edu.ec/bitstream/redug/7960/1/TESIS.pdf
Superior, L. O. (2011). Ley Orgánica de Educación Superior.
Tobón. (2009). Educación por Competencias. Educación por Competencias.
Tobón, S., & Pimienta, J. (2010). Secuencias didácticas: aprendizaje y evaluación de competencias. . Pearson
Educación.
Uribe, S. (2016). Comunicación familiar: un mundo de construcciones simbólicas. Manizales, Colombia: Editorial
Universidad de Caldas.
Urquizar, L., & Martínez, S. (2009). Modelos Psicopedagógicos.
Tania Yessica Merino Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago
172
Revista Mikarimin. Publicación cuatrimestral. Vol. VI, Año 2020, No. 3 (Septiembre-Diciembre)


Contador de visitas: Resumen | 2 | y

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Tania Yessica Merino-Sánchez, Grey Zita Gean Zambrano Intriago

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicación bajo licencia

Grupo 2. Clasificación de Revistas Científicas de la República de Cuba.

Procedencia geográfica de los lectores de Revista Mikarimin

Map